viernes, 3 de julio de 2009

AYAX BARNES

Estos dibujos de Barnes para la colección del Centro editor de América Latina, de 1968, fueron proporcionados por Esteban Podetti. La información que puedan proporcionar sobre Barnes será incluida como reseña.






15 comentarios:

CALVI! dijo...

Un dios!
Ayax Barnes con Y.
Hace poco se editaron dos libros suyos acá, se reeditó 'la linea' y se editó uno de una nube hecho con marcadores, brillantes!
Sus libros de Polidoro son increíbles!
Su mujer Beatriz Doumerc era escritora e hicieron muchos libros juntos.
En un momento se fue a Europa con su mujer y se quedó. Ayax falleció en Barcelona en el 93.
Ayax ilustró en célebre por varios motivos: 'Un elefante ocupa mucho espacio' de Elsa Bornemann.
Cascioli editó bellas cosas de él, cuentos y juegos, en la revista Pimpa.

Diego Parés dijo...

Gracias Calvi. Subsanado.

Oscar Grillo dijo...

Ayax Barnes vivia en un piecita en una pension del bajo. Era un tipo genial y sabio. Lo veia muy seguido al principio de los sesenta. Era argentino pero habia vivido muchos años en Montevideo. Amaba al Uruguay y fue el primer tipo que me hablo de Sábat. Gozaba muchisimo con sus conversaciones y lo extraño una barbaridad. Un verdadero gran artista!

gustavo roldan dijo...

Para mí Barnes era una de mis principales referencias. De esas que uno guarda durante toda la vida, junto con el Napoleón ilustrador de libros para pibes, Grillo y Sábat. A todos los conocí aprendiendo a leer con los Polidoro y se me grabaron en la retina como un momento impresionante e insuperable de la gráfica argentina.
La primera vez que vine a Barcelona, en el 93, por pura casualidad me alojé en un hotelucho del barrio del Raval. Vino a buscarme Horacio Elena y en cuanto me subo al coche, me dijo señalando la puerta de al lado del hotel: Aquí vive el Pacho Barnes. Le pedí el teléfono y al día siguiente lo llamé desde el teléfono público de la esquina. "Si estás al pedo, venite ahora", me dijo Pacho. Cinco minutos después, el tipo me abría la puerta de su casa, me daba charla, miraba mis carpetas y mis libros y se resistía un poco a mostrarme sus dibujos, de puro darle poca bola, nomás. Pero el estudio estaba lleno de cosas con sus garabatos amontonados en los estantes. Rollos de papél higiénico con caritas, cajas de huevos transformadas en personajes y unos cuantos dibujos hechos con brea, la misma técnica del libro "El pueblo que no quería ser gris", para mí su trabajo más potente. Cuando le empecé a preguntar un poco, el tipo se fue aflojando y empezó a abrir carpetas y carpetas. Parecía orgulloso de lograr que el dibujo con brea no tuviera relieve, Lo decía mientras les pasaba el dedo encima muy suave. Me mostró una tonelada de dibujos, charlamos mucho durante horas y me dió un empuje tremendo para que mostrase mis cosas en editoriales catalanas. Curiosamente, tenía poco trabajo, protestaba, porque era protestón con fundamento, pero no se quejaba. Creo que aquí no supieron darse cuenta del monstruo que tenían tan a mano.
Qué decir que yo estaba completamente maravillado. Con sus dibujos y con él. Nnos vimos un par de veces más. A mí me habían dado cita en algunas editoriales para muchos días después y me había quedado sin guita, me tenía que volver a Holanda, que en esa época estaba viviendo allá, entónces el Pacho Me dijo: "No seas boludo, quedate y hacé las entrevistas. Quedate en casa y te ahorrás el hotél". Casi no me conocía y me ofreció su casa en una época complicada. Me quedé diez días. Tanto pacho, como Beatríz Doumerc, me trataron de puta madre. Y hablabamos todo el tiempo, mientras veíamos Mac Giver, que le encataba y se cagaba de risa de lo boluda que era la serie. Durante esos días magníficos me empaché de dibujos extraordinarios, me contaron sus idas y vueltas, me enteré que Europa no era la mina de oro que muchos creemos que és y conocí las deliciosas huevas de pescado que preparaba Beatríz.
Hice mis entrevistas y me volví a Holanda. Al poco tiempo me encargaron mi primer libro en Cataluña. Lo hice y decidí venir a ntregarlo en mano, porque me había flipado con Barcelona. Lo llamé a Pacho para mostrárcelo antes de entregarlo. Me atendíó Beatríz diciendome que estaba internado grave en un hospital y que era mejor no verlo.
Volví a casa y unos dos meses después me enteré que Pacho se había muerto.
Pacho dejó muchísimos dibujos, collajes, historietas y libros sin editar y sobre todo muchísimos libros que merecen una buena reedición ¡ya! A ver quién se aviva. El eclipse ya hizo lo suyo, pero creo que deberían prestar atención unos cuantos otros.
Aclaro que Beatriz todavía vive en la misma casa y que sigue escribiendo, La veo muy esporádicamente. La última vez que la ví me regaló un dibujito chico de Pacho, de los que usaban como encabezamiento de un suplemento infantíl que hacían los dos para un periódico de Italia.
Diego, si querés, te lo escaneo y te lo mando a tu mail.
Perdón por extenderme tanto, pero esta gente me toca de cerca y el rescate que hacés desde este blog me parece una maravilla que siempre agradezco.
Gustavo.

Diego A. Parés dijo...

Muchachos, espectaculares reseñas, mil pero mil gracias porque la verdad yo no lo conocía hasta que podetti me lo señaló. Gracias Calvi, Oscar y Gustavo. Un lujo.

Oscar Grillo dijo...

A la que tenes que ir a ver es a la genial Beatriz Ferro, que vive en Baires y fue la que organizo todo y armo al equipo junto al director de arte, El "Negro" Diaz...Beatriz trabajaba con Oesterheld en "Gatito". Esta mujer es un monumento de la literatura infantil argentina.

Fernando Ladislao dijo...

Recién encontré este blog.
Es de los que hacen falta, como dice Podetti por ahí, en uno de los primeros comentarios.

De este Barnes me acordé al ver al león, que en casa de mi abuela estaba el libro que lo tenía. Me pasaba horas mirando ese león, de chiquito. Y después leía el librito de tapa celeste de Oski con los dibujos de los deportes, no me acuerdo el nombre, y la "Vera Historia de Indias".

Uy, tenés cosas sobre Oski.

(Leo.)

¡Lo que pusiste de Oski es impagable!, y las charlas que se dan en los comentarios entre los dibujantes que visitan.

Qué buen blog, Diego.

Anónimo dijo...

Yo tengo ese libro. O sea, Podeti y yo tenemos ese libro. Qué grosos.

Diego

Fede dijo...

¡Yo tengo ese libro guardado en algún recóndito lugar de mi casa!

Gracias por hacerme acordar del librito!

Pau dijo...

¡Yo también tengo el de los cuentos de la Biblia! Era mi libro preferido cuando era chica. (Creo que varios años después comprendí, con cierta perplejidad, que para alguna gente no eran cuentos sino verdades reveladas...)

Me alegró mucho verlo :) (y un plus porque viene de Podeti...)

Sebastian Fuser dijo...

Los cuentos de Polidoro...me salvaron la vida.

Scherman dijo...

MUY BUENOS! Ilustraba también la enciclopedia Quillet de los Niños, no?
Un abrazo
S.

gabrielaa. dijo...

Beatriz Ferro también hacía Bolsillitos de Editorial Abril, una maravilla

(tengo que agarrar el scanner)

珊珊李 dijo...

徵信社,徵信,徵信社,徵信,徵信,徵信社,徵信社,徵信,徵信社,徵信,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信公司,尋人,抓姦,外遇,徵信,徵信社,徵信,徵信,徵信,徵信,徵信,徵信社,徵信

maje alvarez dijo...

hace poco me reencontré con los libros de mi infancia, cuyas ilustraciones me marcaron, y buscando informacion sobre barnes; encontre este blog y sorpresa, ver las ilustraciones de ese libro aqui, me emocionan. Gracias por la información y los dialogos q se generan.