martes, 21 de junio de 2011

JUANITO MEDIAVILLA

De los dibujantes de El Víbora, el que siempre me llamó la atención, porque no se ataba a fórmulas ni intentaba ser moderno, porque era raro y a la vez cálido, natural y deforme, era Juanito Mediavilla.
No es mucho lo que se sabe de el, pero tengo un amigo en España que me contó su historia, que aquí transcribo, protegiendo algunas identidades porque que se yo, viste cómo es esto:

"Esta es la historia:
Cuando ellos empezaron en el Víbora a fines de los `70, en plena transición democrática, la explosión de libertades después de décadas de franquismo, llevó a la gente joven más o menos contracultural, a meterse en la heroina. La heroina es para la generación de los '80 de España como la guerra de Vietnam para los americanos de los '60: causó estragos que aún se ven hoy en la calle. La mayoría de los dibujantes de comics undergorund de esa época terminaron fatal por este tema. Los que sobrevivieron y hoy en día son señores con familia, profesionales del medio, con buen nivel de vida y reconocimiento, y que siguen trabajando para España y el extranjero, y, además, siguen haciendo comics aunque ganen poco con eso, son aquellos que eran más Nerds, y que si bien pueden haber probado drogas en su momento, no era algo que les volviera locos. De hecho, la mayoría de los que ahora son tipos maduros y profesionales del dibujo, eran los que nunca se inyectaron porque les daba miedo. Nuestro amigo El Miedo, tan denostado pero tan necesario para la supervivencia. Es el caso de (aquí nombra una serie de dibujantes) entre otros. NO son ingenuos, han vivido las épocas que han vivido, pero ninguno de ellos fue nunca drogadicto, y pudieron re-inventarse a si mismos como profesionales adultos del medio gráfico. Los demás, como Mediavilla y muchos otros, terminaron realmente mal: muchos murieron, otros quedaron Jonkys y en la indigencia, etc. Es un tema que genera bastante tristeza en los que eran amigos de esos dibujantes en aquellas épocas.
La historia de Mediavilla es más tierna aún, y tiene final feliz, y aunque parezca mentira, tiene puntos en común con tu historia, aunque no en los detalles.
Me contó ... que Mediavilla se volvió adicto a la heroina y lo perdió todo: trabajos, casa, dinero. Se enamoró de una enfermera (no estoy seguro pero creo que era enfermera del centro de rehablitación), lo dejó todo, y se fue con ella al pueblo de sus padres (un pueblo pequeñísimo de Extremadura, creo), dejando así los peligros de la gran ciudad. Ahora hace décadas que no consume, y es un tipo la mar de gracioso e inteligente, sigue viviendo con su mujer Enfermera (aquella noche vinieron los dos a casa de ...) y fue una noche la mar de entrañable, contando aventuras de aquellas épocas, no sin la melancolía del recuerdo de los "caidos en batalla". Curra muy poco ayudando a sus padres en el bar del pueblo, y hace alguna que otra cosa de dibujo muy cada tanto. Pero es feliz. Por lo menos esa fue mi sensación cuando lo conocí hace ya 7 años, supongo que seguirá igual porque el tipo había elegido una vida tranquila, y en pareja, en el pueblito de sus padres, y hacía 15 años que vivía asi."

Este es el genio loco de Mediavilla:









4 comentarios:

Podeti dijo...

Qué monstruo, una pena que no dibuje más.

Pablo Zambrano dijo...

hace poco me encontre una el vibora de los 80 en un negocio y me la compre a ver que onda... y la verdad terminé decepcionado, me parecio bastante chota la revista

rosana asensio dijo...

Hola Juanito: Soy Pepe Personal,
Nos tomamos algunos vinos en el Zurit de la Pl. Cataluña y el Cafe de la Opera.
Me gustaria saber de tu vida.
Un abrazo Pepe

mustafa dijo...

Juanito está viviendo en Burgos. Si vienes por aquí te lo encontrarás paseando, tomando un vino o en la frutería.