martes, 14 de octubre de 2008

LUCHO OLIVERA

Como Wolverton, Lucho Olivera es uno de esos dibujantes que se movieron en las márgenes respecto de sus contemporáneos. Para quien mucho no lo siguió, como es mi caso, le queda el rcuerdo de esas caras llenas de gotitas, un recurso, una invención propia, la de alguien que no podía, no alcanzaba a ser uno mas de los dibujantes promedio de la editorial Columba. Y como Wolverton, no estaba dispuesto a aceptar que había que dibujar de deteminada manera. Seguramente no fué el más virtuoso, ni el más exquisito dibujante de Columba, pero si fué el más personal.
Este material salió publicado en la revista Sancho año 1, número 1, de 1975, una especie de Satiricón b, que no duró demasiado pero que traía algunas cosas muy lindas ( Roberto Páez, un joven Sanyú, Serguei, un reportaje conjunto a Breccia y Mordillo).
Invito a quienes lo conocieron ( las reuniones de Suélteme lo tuvieron como ocasional parroquiano, los amigos de la Lule le Lele fueron sus ayudantes) a que cuenten sus aventuras con el gran Lucho.


15 comentarios:

Alberto Castillo dijo...

Bien Diego. Te puteé (en otro blog)cuando lloraste por tu situación laboral, pero este blog está muy bueno. Que siga el baile.
No soy anónimo, tengo deudónimo.

Alberto Castillo dijo...

Bien Diego. Te puteé (en otro blog)cuando lloraste por tu situación laboral, pero este blog está muy bueno. Que siga el baile.
No soy anónimo, tengo deudónimo.

Podeti dijo...

Yo lo que recuerdo de Olivera en las reuniones del fenecido bar "Stanley" es que el tipo había enganchado un laburo para hacerle un retrato a un perro.

El otro día encontré entre mis cosas un retrato que me hizo en el bar (muy poco halagador, salí como una especie de Bill Gates afeminado, pero es un Olivera auténtico!!!)

PIPI SPÓSITO dijo...

pero las gotitas eran lo mas...me quedaba largos minutos mirandolas

El polaco scalerandi dijo...

yo labure unos cuantos años con el, haciendo diferentes cosas, gaston tambien lo hizo,una compañera de trabajo me dijo que buscaba un ayudante, ella conocia a la hermana de lucho, el me tomo una prueba y quede. era un tipo macanudo, medio extraño pero macanudo, yo en esa epoca no sabia manejar internet, y cada 3 dias mas o menos iba a la casa y le llevaba lo que me encargaba, cosas de todos los estilos, cuadros realistas, viñetas de dinosaurios para una tira que hacia en rio negro creo, bocha de cosas, estuvo buenisimo laburar con el, yo era muy pendejo y laburaba de cadete y empezaba a estudiar, asi que cada vez se me complicaba mas trabajar con el, y un dia no labure mas, me acuerdo que me llamo un par de veces pero justo tenia entrega en la facultad y no pude ir, igual quedo buena onda, el me decia demian o scalerandi y yo lucho, pero siempre de usted, en varios años de laburo jamas nos tuteamos, siempre de saco pero medio desalineado en su casa de recoleta que en realidad era de la hermana que vivia en españa. tengo anecdotas con el que son graciosas. una vez fui, y me dijo que dibuje a mano alzada no se para que era, unos dibujos de san martin y en 10 minutos termine como 10 bocetos y me pago al toque, fue la vez que gane plata mas facil en toda mi vida. sali y me fui chocho, eran como 200 pesos, imaginense que yo laburaba de cadete 10 hs por dia de lunes a viernes y ganaba 450 pesos por mes, asi que chocho. tengo mas anecdotas pero no voy a llenar todo,con este post, despues diego, te las cuentooo.
lucho fue un grande che, de verdad y siempre me decia que me junte con olivetti que iba a triunfar y la pego, en la casa tenia cuadros con tempera y con acrilicos pintados por el que eran increibles, un virtuosismo impresionante, siempre que iba miraba el mismo, soldados esperando un plato de sopa para morfar en plena segunda guerra si mal no recuerdo, una larga cola, lo tengo grabado en mi memoria y no me lo voy a olvidar mas.
deje de ir un tiempo y despues me entere que murio, fue una perdida importante para el mundo de la historieta, porque el tipo le puso su impronta a su arte, pero no se le dio mucha bola, el se quejaba de que aca ya no pasaba nada y me alentaba para que me vaya a eeuu, me decia que yo tenia potencial para eso, pero no le crei y aca estoy sin triunfar en ningun lado, je.
le mando saludos a lucho en donde este y mi admiracion por su obra
el polaco

basuritas dijo...

Un grande.
Lo raro es que hace poco conseguí Yo Cyborg y no la recordaba como cuando era pequeño...
Los dibujos estaban bien pero la cosa era medio caótica, no había secuencia entre los cuadros, el tipo resolvía las cosas de a página y cuando descubrió el efecto, ponía gotas a lo loco.
Es raro como el cerebro completa los huecos y lo que hoy no me parece bueno en otra época era lo más de lo más.

Diego A. Parés dijo...

Me pasó lo mismo con Yo Cyborg, basuritas.
Pola, buenísimas historias, gracias!

Pablo dijo...

Lucho Olivera! que grande! A los que nos criamos con Columbia, nos enseño que existía otro tipo de dibujo. Y diré más: Es mas fácil ser creativo, personal, único u original en Fierro, donde esas cosas son aplaudidas, que hacerlo en Nippur, donde esas cosas realmente son raras. Y por eso, doble mérito para Lucho.

UN SERVIDOR dijo...

Buen punto. Bravo por el amigo Oliveira!

Max Aguirre dijo...

Yo fui ayudante de Lucho.

Tenía 22 años y viajaba desde Casanova a verme con él en el bar de Austria y Las Heras unas dos veces por semana, el bar era como su oficina.

Tenía cosas que me dejaban absolutamente descolocado, por ejemplo una vez le gustaron tanto los dibujos que le había llevado (me pedía que dibujara, autos, armas, edificios etc., después el los fotocopiaba, los ampliaba o reducía y a modo de colage armaba los fondos en donde luego dibujaba arriba) que arrancó la hoja del libro que estaba leyendo y me la dio en pago a mi trabajo según él "Excelente" jejeje. aún la tengo por ahí entre mis dibujos de esa época, una página de un libro sobre decoración doméstica en el medioevo.

Lucho era genial, dibujaba como una bestia y tenía ocurrencias y salidas desopilantes, locas, que el enunciaba sin que se le mueva uno solo de sus pocos pelos rubios de la cabeza.

Una vez me llevó al Museo de Arte Decorativo un lunes por la mañana, el museo estaba cerrado, el de la entrada lo conocía porque Lucho iba siempre y con mucha paciencia le decía "Don Lucho, está cerrado...si usted sabe" a lo que Lucho de pañuelito de seda al cuello y haciendo caso omiso le decía "Permitame un instante mostrarle a mi joven aprendiz una armadura japonesa que ustedes tienen, es fundamental para su formación artístico estética" y así y así.

Una cantera inagotable de anécdotas era estar con él.

Yo fui ayudante de Lucho, a veces me encuentro con mis dibujitos de ayudante en las páginas de viejas revistas Skorpio y de Columba, dibujitos que solamente yo sé que son míos, haciendole el aguante a los tremendos grafismos del Lucho, en el más rotundo anonimato, los miro, ellos me miran desde el fondito de alguna viñeta y no decimos nada a nadie, mejor para ellos que parezcan de Lucho y mejor para mí haber conocido a semejante personaje.

Saludos

Diego A. Parés dijo...

Que capo, que bueno Max!
Claro, ahí en Las heras y Austria lo conocimos, cuando hacíamos la Suelteme!

Choropeitor Chopas dijo...

¿Por qué hay gente tan grossa en el mundo y yo no lo sabía?

Fui indolente en mi documentación.

徵信社 dijo...

I love it! Very creative!That's actually really cool..
謝謝你的文章分享,請你有空到我

參觀,Thanks

franco dijo...

un capo lucho lleno mi imaginacion de fantacia y creatividad y desperto el arte que tanto amo donde este en los cielos muchos saludos¡ '

franco dijo...

un capo lucho lleno mi imaginacion de fantacia y creatividad y desperto el arte que tanto amo donde este en los cielos muchos saludos¡ '